Aún más flexible e higiénico: las llenadoras de latas KHS producen una amplia gama de bebidas y formatos

Dortmund, 14.12.2020 (PresseBox) – Liviano, compacto y práctico: la lata de bebida está experimentando un renacimiento. Se pueden observar mayores ventas en casi todo el mundo, lo que representa un aumento de participación en el mercado. En Alemania, por ejemplo, entre 2017 y 2019 el número aumentó de 2.850 millones a más de 3.900 millones1. Los pronósticos predicen un mayor crecimiento. Como uno de los principales fabricantes mundiales de equipos de llenado y embalaje, KHS cuenta con décadas de experiencia en esta área. Ahora, el proveedor integral ha ampliado su probada tecnología para los rangos de alto y medio rendimiento.
Los consumidores valoran las ventajas de la lata desde hace décadas, pero recientemente la participación de mercado ha vuelto a aumentar significativamente. Las razones para ello son diversas. Por un lado, por ejemplo, cada vez se comercializan más bebidas energéticas en lata, por otro lado, el movimiento artesanal está impulsando este desarrollo, que cada vez más envasa refrescos, club soda, cerveza y sidra en estos formatos.
KHS también puede pasar revista a una larga tradición en esta área. Entró en el mercado estadounidense de latas hace ya más de 50 años. Desde entonces la empresa se consolidó con una variedad de nuevas tecnologías, y se posicionó en el mercado como uno de los proveedores líderes mundiales. El proveedor integral vuelve a aprovechar sus décadas de experiencia para mejorar continuamente las soluciones probadas. Una serie de actualizaciones recientes hacen que las llenadoras de latas para el rango compacto y de alto rendimiento sean aún más flexibles e higiénicas.
Ya en 2014, el proveedor de sistemas presentó la DVD Innofill Can, la primera de una generación completamente nueva de llenadoras de latas que puede procesar hasta 135.000 latas por hora. En 2017, KHS apuntó específicamente al grupo destinatario de llenadoras pequeñas y medianas con su llenadora de latas compacta Innofill Can C, que en ese momento todavía tenía un rendimiento de hasta 28.000 latas por hora.
Conducción y llenado de latas de la forma más cuidadosa posible
Ambas máquinas ofrecen numerosas ventajas y establecen estándares, incluso en el área de la higiene debido al reducido esfuerzo de limpieza: el diseño particularmente higiénico y la ausencia de lubricación con agua en el área del carrusel de llenado evitan la contaminación de las latas abiertas. Por tanto, los intervalos de tiempo para la limpieza exterior se pueden ampliar.
La actualización más importante de la DVD Innofill Can en el área de higiene es el dispositivo de descenso neumático para las tulipas de centrado: A diferencia de antes, estas ya no se mueven mecánicamente por rodillos y curvas. En su lugar, la subida y bajada neumática que ya ha demostrado su eficacia en la llenadora Innofill Can C más pequeña, ahora también se utiliza aquí, explica Manfred Härtel, Gerente de Producto de Envasado de KHS: “Con esta solución, redujimos el número de accesorios en la válvula. En una llenadora, son justamente los rodillos que están sometidos a un gran esfuerzo. En este caso puede producirse una cierta abrasión sobre las latas abiertas. Al eliminar esto, hemos podido mejorar significativamente el ya muy alto nivel de higiene“.
La subida y bajada de las tulipas se controlan de forma inteligente. En vista de que las láminas de metal de las latas se vuelven cada vez más delgadas para ahorrar peso y material, es particularmente importante guiar y llenar la lata lo más suavemente posible. Gracias al accionamiento neumático, la presión de apriete se puede adaptar a diferentes calidades de material. Esta tecnología, que era nueva en ese momento, ha superado hace mucho tiempo su condición de pionera y se ha probado muchísimas veces en el mercado, y ahora se ha mejorado nuevamente gracias a las actualizaciones tecnológicas que se han realizado. „Cumplimos estrictos estándares higiénicos, especialmente con bebidas sensibles como la cerveza sin alcohol, las bebidas mezcladas con cerveza o las sidras aromatizadas“, dice Härtel. Las llenadoras de latas de KHS no solo se caracterizan por un alto nivel de higiene en el interior, sino también en el exterior de la máquina, un aspecto cada vez más importante con la tendencia hacia cervezas y mezclas de bebidas menos alcohólicas o no alcohólicas. „Nuestras válvulas de llenado son conocidas por sus características higiénicas, su construcción compacta y su fácil manejo y mantenimiento“, dice Härtel. Esto es particularmente ventajoso para los embotelladores con un surtido diverso, que para la producción exige el más alto nivel de flexibilidad del equipamiento técnico.
El teflón lo hace posible 
Aquí vale la pena echar un vistazo más de cerca, tanto a la DVD Innofill Can como a la Innofill Can C: Un requisito previo importante para conseguir la flexibilidad deseada es la elección del material adecuado para el sello de fuelle: „Aquí seguimos confiando en el teflón“, dice Härtel. “Este material es fácil de limpiar, otorga a nuestros sellos de válvulas una vida útil considerablemente más larga y permite intervalos de cambio el doble de largos y tiempos de cambio significativamente más cortos: Sin embargo, teniendo en cuenta el amplio surtido de productos, lo más importante es que el PTFE casi no absorbe sustancias aromáticas, a diferencia de las juntas habituales de elastómeros como EPDM , que durante la producción absorben como una esponja. Si en el siguiente producto en la secuencia de llenado hay un gradiente de concentración, el EPDM2 libera los aromas nuevamente. Para prevenir este efecto indeseable, la producción se debe basar en el aroma: “Para ello, la semana comienza, por ejemplo, con agua mineral, y termina con un producto de sabor intenso como una bebida energética. Con nuestras válvulas de llenado, la transferencia de sabor se reduce al mínimo absoluto, lo que le da al cliente más libertad para planificar“, dice Härtel.
Envasado caliente de bebidas
Con las dos llenadoras de latas KHS adaptadas, las bebidas también se pueden llenar calientes. Este proceso es cada vez más importante, especialmente con respecto a los restantes pasos de procesamiento en la línea, ya que evita la formación de agua condensada. Así, el ablandamiento, la formación de moho o la contaminación microbiana de cajas de cartón, bandejas y latas embaladas en packs de seis unidades, son casi imposibles. La cerveza se embotella a una temperatura de hasta 20 grados Celsius, los refrescos carbonatados con hasta 22 grados Celsius. El llenado en caliente de zumos también es posible. Esta aplicación es cada vez más demandada, especialmente en el rango de rendimiento bajo y medio. “Nuestros clientes quieren máquinas flexibles que también se puedan utilizar para crear nuevos productos”, explica Härtel. “Por ejemplo, nuestras llenadoras pueden procesar widgets ,que liberan nitrógeno en la bebida cuando se abre la lata con cerveza de bajo contenido de gas carbónico. Esto crea una espuma particularmente cremosa y compacta, como las cervezas de barril recién servidas“.
Descenso neumático
La llenadora compacta de latas Innofill Can C también goza de una creciente popularidad entre las pequeñas y medianas cervecerías. Por eso, KHS ahora lo ha vuelto a optimizar. Para ello, el diámetro primitivo se amplió de 720 milímetros a 1.800 milímetros, de modo que con 60 válvulas de llenado se pueden lograr rendimientos de la máquina de hasta 50.000 latas por hora. Con esta capacidad, la Innofill Can C ahora también se puede integrar en líneas de mayor rendimiento, especialmente en conexión con equipos de proceso como el equipo mezclador Innopro Paramix C, el pasteurizador flash o el módulo de CIP. Esto significa que el procesamiento y llenado de bebidas también se puede llevar a cabo con los equipos KHS con ahorro de espacio, incluso en el rango de rendimiento medio. La Innofill Can C también impresiona por su compactibilidad: la llenadora, el cerrador, el módulo de servicio, el revestimiento y el armario de control ya están completamente ensamblados en el momento de la entrega; el sistema se puede poner en funcionamiento casi de inmediato mediante plug-and-produce.
Las válvulas de llenado del sistema controlado por computador están, además, equipadas con caudalímetros magnéticos inductivos. Garantizan una cantidad de llenado uniforme y exactamente el mismo espacio de cabeza en las latas. Los accionamientos con eficiencia energética también respaldan una producción que ahorra recursos. Como en todas las máquinas KHS, en la llenadora compacta se utilizan servomotores y accionamientos con la máxima eficiencia energética.
Solución de cerradora integrada
La cerradora de latas de Ferrum AG, conocida mundialmente en este sector, está integrada en la Innofill Can C. Además de una solución con tres husillos de cierre, también están disponibles versiones con seis u ocho husillos para rendimientos más altos, estos últimos con ajuste automático de altura.
Las llenadoras de latas también se pueden ampliar, por ejemplo, para incluir la etiquetadora Innoket Neo, que aplica etiquetas autoadhesivas a los envases. „Esto puede resultar útil para diseñar latas individuales para lotes más pequeños“, según Härtel.
1 https://de.statista.com/statistik/daten/studie/218957/umfrage/anzahl-der-verkauften-getraenkedosen-in-deutschland/
2 EPDM = Caucho de etileno-propileno-dieno

Unternehmen: KHS GmbH